La importancia de los abogados laboralistas en las actuales condiciones de trabajo precarias

En el marco en el que nos encontramos actualmente, la figura del abogado laboralista está en pleno auge dadas las circunstancias que acontecen en el panorama de las relaciones laborales.

A raíz de la crisis económica vivida hace unos años, la reforma laboral disminuyó algunos derechos fundamentales del trabajador, lo cual fue una señal que algunas empresas han interpretado como un “aprieta y machaca al trabajador todo lo que quieras”.

Esta rebaja de derechos adicional ha generado numerosos conflictos de carácter laboral, en algunos casos por simple abuso, y en otros casos por las diferentes interpretaciones de la ley con respecto a las diferentes reformas laborales de los últimos años y los conflictos entre ellas.

La figura del abogado laboralista

En medio de este mar de conflictos, ha aflorado una figura que siempre estuvo ahí, pero que ahora es omnipresente en los litigios, y no es otra que la del abogado laboralista, un puesto obligatorio hoy día en cualquier despacho de abogados.

El abogado laboralista es el que se encarga de interpretar las leyes del derecho laboral para aplicarla a  las diferentes situaciones en pos de buscarle una solución basada en los derechos fundamentales de las diferentes actores que se dan cabida en los conflictos laborales.

No solo el abogado laboralista trabaja para el trabajador que se siente indefenso ante la empresa, sino que también el abogado laboralista defiende la figura de la empresa, de los sindicatos, etc.

¿Qué conflictos es capaz de resolver un abogado laboralista?

Los conflictos laborales siempre han existido y existirán, de eso no cabe duda, pero si es verdad que algunos conflictos han aumentado en los últimos tiempos como consecuencias de las condiciones laborales precarias de las cuales nos hacíamos eco al principio de este artículo.

Vamos a ver algunos ejemplos de conflictos laborales más comunes en la actualidad:

Despidos y sanciones. Aclarar el tipo de despido, procedente, improcedente, nulo, etc.. Este es uno de los puntos más conflictivos en la actualidad, y que siempre ha generado muchas dudas y litigios.

Casos de acoso laboral y mobbing. En los tiempos donde los puestos de trabajo escasean y la competitividad es máxima por obtener un empleo o ascenso laboral, el acoso laboral ha aumentado mucho en los últimos años.

Accidentes de trabajo. Con el objetivo de ahorrar costes, las empresas no toman las acciones adecuadas para evitar accidentes laborales: hacer más horas de las habituales, descansos, no dotar a la empresa o trabajador de medidas de seguridad para ahorrar costes, presión por disminuir tiempos y optimizar rendimiento, etc… Esto deriva en accidentes laborales con responsabilidades.

Reclamación de cantidades. Aquí entra en juego las indemnizaciones por despido, los impagos de salarios por falta de liquidez de la empresa, etc.. Este problema también ha sufrido un aumento.

Incapacidades, jubilaciones, pensiones. En esa búsqueda de ahorrar costes, las empresas, el estado y los trabajadores luchan por temas de bajas laborales, jubilaciones, grados de incapacidad… Aquí los abogados laboralistas son fundamentales para conseguir dirimir cual es el caso real aplicable con las condiciones que se dan.

Deja un comentario